domingo, enero 04, 2009

La vida misma...

Llega el taxi, agarro el bolso y salgo de la casa...
Me subo al taxi, le doy la dirección...
Llegando a la esquina...
Taxista: Le puedo hacer una pregunta?
Yo: Si
Taxista: ¿Que perfume usa? Si no es demasiada indiscreción...
Yo: jaj... (risita nerviosa) el Ciel...
Taxista: Es muuy bueno... Se nota su presencia, pero no es agresivo...
Yo: jaj... (risita incomoda)
Y ahí subió el volumen de la radio y no me habló mas en todo el viaje
Definitivamente no sirvo para conversar con gente extraña

1 comentario:

marianita dijo...

a mi una vez me paso lo mismo...
y me cague de miedo...
la tarta de personas esta muy cerca...
cuidate!

contador de visitas
plenty of fishplentoffish.com